Noche y Día

Los estores noche y día son cortinas enrollables compuestas por bandas horizontales con dos tipos de tejido diferente. Normalmente uno de los tejidos es una malla muy abierta que permite el paso total de la luz, mientras que el otro tejido suele ser de tipo traslúcido.

El tejido tiene una doble caída. La primera es fija, mientras que la segunda se desliza sobre la primera. Si en este movimiento, se hacen coincidir las bandas más abiertas en las dos caídas, el paso de la luz será total por estas bandas, mientras que si se hacen conincidir las bandas más abiertas de una de las caídas con las bandas translúcidas de la otra, la oclusión de la luz será la máxima que permita el tejido. De esta forma tan sencilla, haciendo coincidir o no las bandas, tendremos un control total sobre la cantidad de luz que dejamos pasar a la estancia.

Leer más